¿Cómo es tu página web ideal?

¿Cómo es tu página web ideal?

A la hora de afrontar un proyecto, podemos pensar en qué cualidades son interesantes incluir. Una forma interesante de publicarlo y hacerlo visible es a través de una página web, pero, ¿qué propiedades debe de tener ésta? Esta respuesta dependerá en gran medida del proyecto en sí (el qué, tipo de aplicación que queramos mostrar), a quién se la queramos mostrar (público al que va dirigida) y del cómo (diferentes matices). No obstante, en general, podríamos destacar una serie de buenas prácticas o requerimientos que una página web ideal debería tener:

    • comunicativa: que ofrezca información directa, útil para el usuario y fácilmente localizable. Es una buena práctica tener la información desplegada en la página ordenada, sin sobrecarga de la misma, y no más lejos de tres clics. La información además ha de ser fácilmente comprensible y entendible para el mayor número de usuarios.
    • informativa: la web debe aportar un valor añadido a internet, justificado a través de contenidos novedosos, culturales, innovadores o simplemente útiles.
    • especializada: intentar destacar o ser especialmente bueno en el área de interés, y no intentar abarcar campos en los que no somos fuertes.

  • social: la web actual tiene un importante uso social, y por lo tanto sería interesante para una web que ésta fuera participativa, valorada y valorable por usuarios, con contenidos dispuestos por usuarios, foros de opinión, etc, formando un contenido vivo, dinámico, puntuable y, en definitiva, social.
  • anónima: o trato correcto de la posible información sensible o personal que la página haga de ella.
  • accesible: que pueda ser accesible por el mayor número de usuarios posible, tanto aquellos que tienen gran experiencia en internet, como aquellos usuarios más novatos e inexpertos. Por supuesto, no deberíamos olvidarnos de los usuarios con barreras o impedimentos físico-sensoriales, pretendiendo por tanto que la web sea accesible para todo tipo de usuarios.
  • personalizable: que pueda ser adaptada para cada usuario, por ejemplo mediante módulos configurables para cada uno de ellos, haciendo más sencilla la experiencia de la misma.
  • amigable: que la interfaz sea user-friendly, amigable, y fácilmente comprensible, entendible, y de sencillo uso. Además, que sea apta y compatible con diferentes dispositivos con distintas resoluciones, como por ejemplo equipos portátiles, tablets, smartphones, navegadores, etc.
  • rápida y fiable: ofreciendo sus contenidos con tiempo de carga aceptable, mejorado la experiencia del usuario, y ofreciendo un alto soporte.
  • ecológica: que sus servidores y política del sitio sean respetable con el medio ambiente.

Una página web tiene que procurar seguir los principios mencionados. ¡En cleventy podemos ayudarte!

Publicado en abril 23, 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

« »