Renovarse o morir: ¿ha llegado el momento de renovar mi página web?

Renovarse o morir: ¿ha llegado el momento de renovar mi página web?

A menudo nos preguntamos, en un momento de desorientación o de necesidad de cambio, si es el momento oportuno de renovar o cambiar nuestra imagen o presencia en la red, o dar un cambio de dirección en este sentido. Pero, ¿cómo sabemos si es el momento adecuado? A continuación presentamos una serie de puntos que nos pueden ayudar a la hora de tomar una decisión es este aspecto:

  • ¿Dispongo ya del servicio que busco? Suponiendo que ya tenemos de un servicio similar al buscado (si no disponemos de presencia en internet esta pregunta tendría una respuesta mucho más sencilla: sí, es el momento, internet no es el futuro, ya está con nosotros desde hace años!), podemos preguntarnos si realmente estamos satisfechos de nuestro sitio web. ¿Es lo que buscábamos? ¿Es lo que necesitamos? ¿Muestra la información que quiero mostrar? ¿Muestra la información como la quiero mostrar? ¿Estoy contento con el diseño? ¿El rendimiento es el que esperaba? ¿Tiene las funcionalidades que tanto mis clientes como yo necesitamos? Si no encontramos un rotundo sí como respuesta a estas preguntas, sí, es el momento.
  • ¿Es una página actual? Si disponemos de una página web obsoleta, antigua o “pasada de moda”, puede ser el momento. En el mundo virtual es necesario estar al tanto del momento actual de tecnología, mercado y tendencias 2.0, soportar nuevos estándares y adaptarse a nuevos dispositivos. De esta forma nuestra web debería tener una tecnología moderna, que muestre la información que el mercado espera, que guíe al cliente, y que pueda ser vista desde diferentes dispositivos como tabletas y smartphones.
  • ¿Es una página actualizada? A menudo necesitamos añadir nueva información a nuestra página, artículos, productos, fotos, un cambio de imagen, datos de contacto, etc. Esta información debe estar actualizada en todo momento. También podemos encontrarnos con que nuestra página y nuestra empresa evolucionan por caminos separados, existiendo un contraste entre ambos que es necesario unificar.
  • Necesidad de nuevas funcionalidades: puntualmente podemos requerir la presencia de nuevos contenidos, secciones, o diseños, que también pueden conllevar una renovación parcial o completa de nuestro sitio. ¿Queremos que nuestros clientes ahora sean capaces de encontrar una información concreta? ¿Queremos cambiar la forma de presentar dicha informacón? ¿Simplificarla? ¿Queremos añadir cierta funcionalidad? ¿Necesitamos una tienda online?
  • Estoy contento con mi página, pero no consigo el objetivo de la misma: mis clientes no encuentran lo que necesitan, recibo quejas de mi sitio, o no consigo vender a través de mi web. Estos motivos también pueden ser indicativos de una necesidad de un cambio.
  • Necesidad o imposición de cambio: debido a la existencia de nuevas normas, estándares, actualizaciones, etc, debo cambiar la página por imposición de la administración pública, gobierno, gerencia o tecnología. Es importante estar actualizado a las normas del marco jurídico (Ley Orgánica de Protección de Datos LOPD, Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico LSSI, etc). También puede ser un requerimiento “impuesto” la necesidad de un cambio debido a errores o debilidades técnicas de nuestros sitios (bugs, exploits, etc).

Con estos puntos ya debemos de ser capaces de poder responder a la pregunta inicial y tomar medidas al respecto. Desde cleventy te ayudamos y aconsejamos en el trayecto. ¿Es el momento del cambio?

Publicado en agosto 20, 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

« »