La seguridad del usuario en internet

La seguridad del usuario en internet

En el artículo de hoy estudiaremos la seguridad en internet del lado del usuario e indicaremos una serie de consejos y buenas prácticas en busca de minimizar los riesgos en la navegación. Para ello, veremos diferentes aspectos que el usuario debe de cuidar:

Entorno

El entorno en internet es, en general, todo lo que nos rodea físicamente y a nivel de software. Por ello, debemos proteger los distintos dispositivos de manera adecuada:

  • Equipo: es recomendable la utilización de dispositivos fiables. Para ello es necesario mantenerlos protegidos, a través de programas específicos como antivirus, antispam, antiphishing, cortafuegos, antiespías, etc. Además, no debemos de olvidarnos de mantener nuestros sistemas actualizados, tal y como vimos en nuestro artículo dedicado.
  • Dispositivos externos: como memorias USB. Con este tipo de dispositivos hay que tener especial cuidado de con qué otros equipos se utilizan, de qué manera, preformateados, etc. Son una gran amenaza por desconocer la fuente originaria y nunca hay que olvidar su cuidado.
  • Redes seguras: tanto si nos vamos a conectar a una red privada personal, una red privada compartida, o una red pública (como es el caso de internet), no debemos nunca descuidar la protección. Especialmente si lo hacemos desde una red semipública como puede ser un cyber, una red compartida en un restaurante, un aeropuerto o una biblioteca, etc, aún desaconsejando su uso, si accedemos a internet desde uno de estos puntos de acceso, debemos hacerlo mostrando lo mínimo al exterior, usando información encriptada, cerrando las sesiones que hayamos abierto y eliminando el posible rastro que hayamos podido dejar (cookies, …).
  • Y si algo falla, backups: si todo lo que hemos hecho no ha dado resultado y hemos sido infectados, hemos perdido algún tipo de información, o algo nos ha ido mal, debemos de poder ser capaces de llevar a cabo una restaruración a través de nuestras copias de seguridad o backups. Estos deben de ser hechos de manera regular sobre la información útil o sensible, con el objetivo de minimizar las pérdidas en su caso.

Navegación

Un siguiente punto a tratar en la seguridad en comunicaciones en internet es el modo de navegación. Así, alguno de los consejos a seguir, son:

  • El acceso a internet ha de realizarse desde navegadores seguros y actualizados, sin olvidarnos de lo comentado anteriormente en cuanto hacerlo desde redes seguras.
  • Además, debemos prestar atención a los sitios visitados, que sean páginas seguras, evitando contenidos sospechosos (anuncios o banners, páginas peligrosas, redes P2P, mails con malware o contenido maligno, …).
  • Un posible indicativo de ser un contenido fiable recae en el protocolo HTTPS (HyperText Transfer Protocol Secure): es un protocolo de comunicaciones ampliamente usado para la securización de comunicaciones sobre una red de ordenadores, con especial desarrollo en internet. Técnicamente, no es un protocolo en sí; sinó que es el resultado de la aplicación de una capa el protocolo HTTP (HyperText Transfer Protocol), añadiendo funcionalidades del protocolo SSL/TSL. Como resultado, nos protege por ejemplo de ataques de suplantación de identidad o phishing.

Comportamiento

Nunca debemos de olvidarnos de que, a veces, el menos común de los sentidos es el sentido común. Por ello, creemos necesario mencionar también una serie de prácticas a seguir en el comportamiento del usuario, que consideramos básicas. Así, bajo el precepto de la desconfianza, debemos de evitar siempre la compartición de contenido comprometido como contraseñas, direcciones, nombres, correos electrónicos, etc, tanto con terceros en los que no confiemos como con terceros en los que sí que confiemos pero nos encontremos expuestos en un entorno no seguro.

Además, en internet nuestra señal de identidad para diferentes servicios suele ser nuestro nombre de usuario y una contraseña, que siempre habrá que cuidar. De esta forma, recordamos sobre este último punto, que:

  • Debemos elaborar contraseñas seguras, siendo estas las largas y dificiles de romper, con numeros, letras (mayusculas, minusculas) y caracteres especiales.
  • Por usabilidad, debemos elegir como contraseña algo en balance entre seguridad y comodidad.
  • Podremos usar reglas mnemotécnicas, como acrónimos de citas favoritas, intercalando números, caracteres especiales, iniciales, mayúsculas, etc.
  • Podremos usar además, para nuestra comodidad y uso, gestores de contraseñas o también otros sistemas de identificación como OpenID o Persona.
  • Debemos cambiar las contraseñas periódicamente, utilizando además diferentes para servicio, y siendo estas almacenadas en un soporte fiable y no compartido, como por ejemplo, la memoria de cada usuario.
  • Un modo avanzado de contraseñas o métodos de identificación y encriptación son los sistemas de clave pública y privada.

Dudas

Y si tienes dudas, en cleventy podemos ayudarte!

Publicado en octubre 31, 2012

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

« »